lunes, 10 de marzo de 2014

Lel Saen


En esta ocasión he tardado más por exámenes y por una ilustración adicional que he deseado realizar, pero que no está relacionada con este proyecto.


Lel Saen es otro personaje secundario, un zagal de 11 años, benjamín de Aneila y Dárel, y hermano de Laerela. No suele hablar mucho en la novela, y sus intervenciones son cortas. No obstante, su importancia es mayor respecto al punto de visto de sus seres queridos, pues como indico en la ilustración, es fruto del amor de sus padres tras muchos años infructuosos en los que Aneila nunca se quedaba encinta.

El chico ha recibido burlas por ser el supuesto hermano de la "Hija Fantasma", lo cual le ha hecho retraído y desconfiado, a la par de muy apegado a su hermana.

Tardaré en publicar la siguiente entrada, pues será una nueva versión de Laerela, y me llevará más trabajo.

sábado, 8 de febrero de 2014

Aneila Sen


Lento pero sin pausa. Al menos hasta el día 22 de febrero.


Hoy trato a Aneila Sen, la esposa de Dárel Saen. Ella es la madre adoptiva de Laerela, y la natural de Lel Saen (de quien tratará la siguiente ficha de personaje). Pese a su importancia, es un personaje secundario, por lo que no me explayaré demasiado. Como indico en la ilustración, es una mujer que es complaciente y servicial con sus seres queridos.

Empero, la ocultación de la apodada «Hija Fantasma» a sus paisanos ha provocado todo tipo de imposturas y calumnias. Por ello, se ha convertido en una mujer nerviosa y desconfiada, algo que se demuestra al ser Maela Gonen la única con quien tiene la suficiente amistad como para hacerle partícipe de la verdad.

Por cierto, he retocado digitalmente el boceto de Maela Gonen para subsanar en la medida de lo posible los errores cometidos por mi falta de conocimientos, lo cual haré con el resto de personajes gracias a la mejora obtenida en éste en concreto.

martes, 28 de enero de 2014

Dárel Saen


No se puede aseverar que he conseguido más presteza esta vez. Dos semanas es exagerado para un dibujo como éste. Para colmo, veo aumentar la calidad en mis trazados, y me planteo si no sería buena idea rehacer los personajes anteriores.



Hoy hablo de Dárel Saen, un mercader de telas que, al casarse con una habitante de Basán, decidió afincarse allí con su cónyuge, Aneila Sen. No obstante, posee bastantes propiedades por toda la isla Isune, y el suficiente dinero como para mantener un carruaje a vapor; es decir, un vehículo autopropulsado por dicho gas.

Él es el padre adoptivo de Laerela, lo cual le ha acarreado muchos problemas con los chismorreos de sus vecinos. Por miedo a perderla, se ha visto obligado a ocultarla y negar su existencia a sus amistades. Tal circunstancia le aflige de sobremanera, y no sabe encontrar solución al problema de una adolescente que anhela ser una muchacha normal.

viernes, 17 de enero de 2014

Semárel Buren


He de reconocer que no me esperaba un parón de mes y medio.
El culpable, aparte de las Navidades, ha sido el protagonista de esta entrada, además del de mi novela.


Semárel Buren ya ha aparecido con anterioridad en el blog. En él ya explicaba las notas de su personalidad: tímido, abstraído, modesto y con gusto por el conocimiento. Con él termino los dibujos de la familia «Buren Gonen». He querido dejarle para el último de ellos para ir obteniendo algo más de nivel. Está a color debido a la importancia y peso que tiene dentro de mi libro. Por culpa de mi inexperiencia, no puedo permitirme el lujo de perder meses en cada detalle, así que pocos personajes irán ilustrados como él. He de priorizar los esfuerzos; pues aún me quedan dos libros por escribir.

La razón de mi demora se ha debido precisamente a este hándicap: he ido adquiriendo sobre la marcha y por mí mismo las técnicas de pintura digital, por lo que el resultado muestra que aún me queda bastante por aprender. Empero, no niego que la calidad es más que suficiente para la función que ha de realizar. Espero tardar menos en futuras obras que vayan coloreadas gracias a lo aprendido con Semárel .


martes, 26 de noviembre de 2013

Ánrel Buren


Hoy toca el cónyuge del anterior personaje.


Ánrel Buren es un labrador de cuarenta y ocho años que heredo unas tierras de sus padres, a las cuales el cuida desde que pasaron a sus manos. Bien podría dejar a sus asalariados todo el trabajo y vivir una vida cómoda de terrateniente, pero la filosofía en la en la que se educó asevera que quien mejor sabe cuidar las tenencias es su propio dueño; así pues, él, su familia, sus jornaleros y una cosechadora a vapor que también recibió de su progenitor se dedican a cultivar parte de los campos que abastecen de grano a Ise.

Maela Buren, su primogénita, se fue a la ciudad a estudiar; y Semárel, su benjamín, es un muchacho quejumbroso que siempre está distraído. Naila es la única que entiende su deber, y siempre le auxilia con las labores de cultivo. Empero, es fémina, y teme que un futuro yerno eche a perder lo que tanto esfuerzo le ha costado a él y a sus ascendientes. Por esta razón, su mayor preocupación es el futuro de sus terrenos.

Fuera lo que fuese, no es un hombre autoritario. Es una persona introvertida que prefiere observar antes de actuar, incluso hasta dejar en ocasiones que su mujer tome las riendas de las decisiones.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Maela Gonen



Maela Gonen es la madre de mi portagonista, y por ende, de Maela y Naila; además de hermana de Énrel Gonen. Vive junto a su esposo en Basán, donde han criado a sus tres retoños, y donde realizan las labores que el campo exige. Además, es la mejor amiga de Aneila Sen, la madre adoptiva de Laerela Saen.

Maela es una persona sociable y a quien gusta charlar. Por ello, suele ser muy atenta con quien lo necesita. No obstante, en la novela denotará bastante rencor y mal temperamento cuando las tesituras no sean las apropiadas.

Estreno nuevo diseño para mostrar los bocetos de los personajes, adaptado a la línea que ya expliqué.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Diseño v.2013



La entrada de hoy muestra lo que desde mi punto de vista, será el diseño con el que maquetaré el libro.

No es que me disgustara el que hice hace un par de años, en el 2011, pero consideré que precisaba un pequeño lavado de cara. Las ideas de entonces siguen vigentes ahora, y esa línea he seguido. 


El logotipo, por ejemplo, sigue identica disposición que el de antes. Empero, he organizado los elementos para que no sólo sus dimensiones correspondan al número aureo, sino también sus elementos. También lo he iluminado algo más. Aún hay dos versiones: horizontal y vertical.



Hay otros diseños que han sido vueltos a imaginar según dicha proporción.
La cruz que Laerela luce en su frente, hombros y vientre, la cual ahora posee cuatro picos entre sus brazos.


La estrella de las palmas de sus manos y las plantas de los pies.



El dibujo en el dorso de sus manos.



El sol en sus empéines.

El símbolo carmesí, que luce en la frente, hombros y vientre de otro personaje, en sustitución de la cruz.

Cada uno posee su simbología, mas eso serán revelaciones de obras posteriores, no quiero desvelar nada.

He adaptado el blog acorde al nuevo diseño, uno que continua con una tonalidad en cuero diferente a la que hice, pero que me convence más. También añado lo que será la nueva plantilla para las diferentes portadas que lo necesiten, inspiradas en las anteriores.